100.- Rehabilitación del paciente reumático
103.- Coxibs. Implicaciones clínicas de su uso como terapia antirreumática

El Tai Chi Chuan (chino pinyin: nèijiāquán). Es una de las artes  marciales surgidas en Asia, cuyo origen en los registros históricos no está del todo claro, se sabe que nace en China siendo un debate entre historiadores en el cual monjes y emperadores se ven involucrados como protagonistas, pero ciertamente nace como una necesidad para lograr el bienestar físico, mental y emocional de una población; hoy en día es practicada por un gran número de personas dentro y fuera de la República Popular China. El maestro Ali Colina enseña que su  paradigma central  se relaciona con la existencia de cinco elementos (tierra, agua, fuego, metal y madera) los cuales en un ciclo continuo, interactúan e influyen en todos los aspectos de la vida: dieta, sueño, personalidad y por supuesto salud . En América Latina no hemos escapado a la influencia de estos conocimientos,  hoy no siendo las distancias geográficas un factor limitante en el acceso a la información, se observa con preocupación que los pacientes de distintas patologías sobre todo aquellas crónico degenerativas (artritis, osteoporosis, artrosis, diabetes mellitus, hipertensión arterial, trastornos osteomusculares, trastornos depresivos y cáncer por mencionar algunos). Buscan ayuda a sus patologías dentro y fuera del consultorio, nuestro deber en la medida de lo posible es dar orientaciones reales que pueden brindarle estas disciplinas a su condición, de la manera más seria y objetiva posible. Evitando consigo lesiones a posteriores las cuales agraven sus cuadros y traigan consigo una mayor frustración.

El Tai Chi Chuan en su evolución paso desde un arte marcial con un enfoque de defensa a ser una meditación activa, sus fundamentos claros y precisos centra su práctica en una serie movimientos con una velocidad lenta en la cual, el practicante pasa a tomar conciencia  de sus movimientos, la delicadeza del mismo, la armonía en su ejecución no deja de guardar relación con las técnicas de defensa y ataque de antaño . Desde las posturas y la respiración son tomadas en cuenta, permitiendo que el practicante encuentro su ritmo , con la ayuda de su instructor o guía (Sifu).

Podemos encontrar que el enfoque en la correcta postura, evitando la flexión y extensión forzada de los grandes grupos musculares, la hace una terapia coadyuvante para procesos de rehabilitación. Su ejecución siempre adecuada al grado de evolución y condiciones propias del practicante, buscan reforzar las posiciones de equilibrio, el tacto fino y coordinado con la adecuada respiración lo hacen de sumo atractivo para pacientes mayores. A diferencias de otras artes marciales de alto impacto como JUDO, KARATE, AIKIDO O MUAY THAI. El Tai chi chuan no busca que el practicante realiza ejercicio físicos demandante o que pudieran a sus efectos obligarlo a tomar posturas rigurosas o sobre exigentes, aun con las prácticas acompañadas por instrumentos de pelea como lo son: los abanicos, sables, espadas por lo general de madera ligera, lo realizan con lentitud y acordando la secuencia en la cual pueda verse el progreso del practicante.

Los aportes y beneficios a la salud de este noble arte marcial desde los finales de los 80 se han venido estudiando y publicado en diferentes círculos clínicos especializados, pero en aras de contribuir de manera real. Deseamos hacer referencia a algunos estudios reciente los cuales puedan dar veracidad de la búsqueda de sus aspectos más positivos.

Condiciones en las cuales el Tai Chi puede intervenir

  • Artritis: Se descubrió en la Universidad de Tufts en el 2008 que disminuye el dolor y la afectación del daño articular.
  • Osteopenia y Osteoporosis: en Harvard estudios demuestra los resultados positivos en disminución y en la progresión de cuadros de estas patología  y resultados similares en estudios realizados en Center and Boston’s Beth Israel Deaconess Medical Center.
  • Cáncer de Mama: La Universidad de Rochester, publico en Medicine and Sport Science. Las pacientes sometidas a procesos quirúrgicas por Ca de Mama, se reincorporaron más rápida y efectivamente a sus actividades cotidianas posterior a las sesiones de prácticas de TCC.
    Enfermedades Cardíacas: estudios en la universidad de Taiwan demuestran que se registra un descenso en las cifras tensionales, colesterol y triglicéridos con la práctica de TCC.
  • Falla cardíaca: Harvard publica la elevación de la calidad de vida de pacientes con estas patologías con prácticas TCC, conjuntamente con la realización de controles  medidos a través del factor natriurético auricular.
  • Hipertensión arterial: estudios Ingleses y chinos publicados en Preventive Cardiology (Verano. 2008) demuestran el descenso de cifras tensionales de 2 a 18 mmHg.
  • Enfermedad de Parkinson: estudios realizados en Washington University School of Medicine en St. Louis, publicado en Gait and Posture (Oct. 2008). Demuestran una mejora en el balance y la marcha en un grupo de paciente que demuestran síntomas de la enfermedad de leve a moderada.
  • Trastornos del Sueño: la Universidad de California: refiere estudios en los cuales se mejora la calidad y duración del sueño con la práctica regular de TCC.
  • Enfermedad Cerebro Vascular: se demostró en Neurorehabilitation and Neural Repair. Publicado en Enero 2009 en estudios con pacientes posterior de 12 semanas presentaron mejoría de elementos como movilidad, tono muscular y marcha, en estudios controlados.
 

Es importante la responsabilidad por lo dicho anteriormente, las bondades que ofrece esta disciplina jamás sustituirá el tratamiento médico y farmacológico indicado, ni tampoco que nuestros pacientes deben abandonar o cambiar sus tratamientos si no lo consulta previamente con sus médicos de cabecera, pero si sugerimos que en el futuro esta opción el TCC pueda ser más tomada en cuenta y esperamos ver estudios de sus beneficios realizados en Venezuela.

Actualmente el TCC es practicada por diferentes escuelas en R.P.C  y en toda Asia (Vietnam, Laos, Taiwán, Tailandia por mencionar algunos), unidas  por el International Wushu Federation  la que acoge bajo su techo a las distintas agrupaciones de Wushu  a nivel mundial y organiza anualmente el Campeonato Mundial de Wushu.

100.- Rehabilitación del paciente reumático
103.- Coxibs. Implicaciones clínicas de su uso como terapia antirreumática
Dr. Luis Guillermo Jiménez

Médico Cirujano / Investigador en Neurociencias