96.- Factores de crecimiento y citocinas en la fisiopatología del cartílago Articular II, Año 2014
98.- Guías para el diagnóstico y tratamiento el síndrome metabólico y la diabetes tipo 2, nuevos criterios, Año 2014

Esomeprazol 40 mg proporciona un control más efectivo del ácido intragástrico que lansoprazol 30 mg, omeprazol 20 mg, pantoprazol 40 mg y rabeprazol 20 mg en pacientes con síntomas de reflujo gastroesofágico

Resumen

Objetivo: Comparar el efecto de Esomeprazol 40 mg con Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg y Rabeprazol 20 mg sobre el pH intragástrico durante dosificación única y repetida en cuatro estudios separados en pacientes con síntomas de enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

Métodos: En cuatro estudios cruzados aleatorios, pacientes con síntomas de ERGE recibieron tratamiento una vez al día con Esomeprazol 40 mg o Lansoprazol 30 mg (estudio A), Omeprazol 20 mg (estudio B), Pantoprazol 40 mg (estudio C) y Rabeprazol 20 mg (estudio D) por 5 días. Se realizó monitoreo continuo de pH intragástrico los días 1 (excepto el estudio B) y 5. Se investigó el porcentaje de tiempo durante las 24 horas con pH intragástrico mayor de 4, la mediana de pH en 24 h y la proporción de pacientes con un pH mayor de 4 por 12 h o más y 16 h o más durante los períodos de registro de 24 h.

Resultados: En todos los 4 estudios, Esomeprazol 40 mg OD mantuvo el pH intragástrico por encima de 4 por un tiempo promedio significativamente mayor del período de 24 h comparado con todos los otros inhibidores de bomba de protones (IBPs) el día 1 (Esomeprazol 40,6% versus Lansoprazol 33,4%, P = 0,0182; Esomeprazol 50,3% versus Pantoprazol 29,1%; P< 0,001; Esomeprazol 41,0% versus Rabeprazol 29,4%, P = 0,002) y día 5 (Esomeprazol 57,7% versus Lansoprazol 44,5%, P< 0,001; Esomeprazol 69,8% versus Omeprazol 43,7%, P< 0,9991; Esomeprazol 67,0% versus Pantoprazol 44,8%, P< 0,001; Esomeprazol 59,4% versus Rabeprazol 44,5%, P< 0,0001). Se reportó una mayor mediana de pH de 24 h y una mayor proporción de pacientes con pH intragástrico mayor de 4 por 12 h o más y 16 h o más con Esomeprazol 40 mg que con todos los otros IBPs en este estudio.

Conclusión: Esomeprazol 40 mg proporciona un mayor control del ácido en más pacientes y mantiene un pH intragástrico mayor de 4 por un período más prolongado que Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg y Rabeprazol 20 mg en pacientes con síntomas de ERGE.

Introducción

La enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) es un trastorno común que resulta de exposición anormal y prolongada de la luz del esófago al contenido ácido del estómago [1]. La exposición prolongada al ácido puede causar síntomas como la pirosis y la regurgitación ácida y puede llevar al desarrollo de lesiones mucosas de variadas intensidades.

La severidad de la enfermedad se correlaciona con el grado y la duración de la exposición ácida al esófago y es altamente dependiente del pH [1, 2]. Se puede usar el umbral de un pH intragástrico de 4 para distinguir entre un reflujo agresivo o no agresivo [3]. De hecho, cuando el pH del reflujo cae por debajo de 4, los pacientes experimentan síntomas más intensos y una mayor lesión de la mucosa en el esófago [4].

El mantenimiento del pH intragástrico por encima del umbral de 4, por lo tanto, es un objetivo importante en el manejo efectivo de ERGE. Cada vez está más claro que la clave para controlar los síntomas y para curar la esofagitis es disminuir la duración de la exposición del esófago al reflujo ácido del estómago [4]. De hecho, las tasas de curación de la esofagitis erosiva a las 8 semanas por los agentes antisecretores se correlacionan directamente con la capacidad de mantener un pH intragástrico mayor de 4 a lo largo de la mayor parte de cada período de 24 h [1, 4]. Más aún, un control efectivo y sostenido del ácido, observado con el tratamiento con un inhibidor de bomba de protones (IBPs) resulta en resolución de los síntomas y tasas elevadas de curación esofágica [5, 6]. De hecho, los IBPs actualmente están reconocidos como el tratamiento más efectivo para ERGE [7, 8].

Esomeprazol, el isómero-S de Omeprazol, está sujeto a un menor metabolismo de primer paso hepático que Omeprazol y, por lo tanto, tiene una mayor biodisponibilidad sistémica [9]. Esta ventaja farmacocinética con Esomeprazol se traduce en una inhibición más efectiva y sostenida del pH intragástrico de 24 horas comparado con dosis estándar (20 mg) y dosis doble de Omeprazol [10, 11].

Los cuatro estudios reportados aquí comparan el efecto de Esomeprazol 40 mg con Lansoprazol 30 mg (estudio A) [12], Omeprazol 20 mg (estudio B) [10], Pantoprazol 40 mg (estudio C) [13] y Rabeprazol 20 mg (estudio D) [14] sobre el pH intragástrico después de una dosis única y durante dosificación oral repetida diaria en pacientes con ERGE.

El objetivo primario de este estudio fue comparar el porcentaje de tiempo con un pH intragástrico mayor de 4 en las 4 h iniciales después de la dosis y sobre un período de 24 h el día 1 (excepto para el estudio B) y el día 5 de cada tratamiento IBPs. Objetivos secundarios del estudio fueron comparar la mediana de pH en 24 h para cada tratamiento y la proporción de pacientes con pH intragástrico mayor de 4 por al menos 12 h y 16 h de cada 24 h el día 1 (excepto para el estudio B) y el día 5 de cada período de tratamiento en cada estudio.

Pacientes y métodos

Diseño del estudio

Los cuatro estudios se realizaron de acuerdo con los principios éticos de la Declaración de Helsinki y cada protocolo fue aprobado por un comité ético independiente antes del comienzo del estudio. Se obtuvo consentimiento informado por escrito de todos los pacientes antes de la inclusión en cada estudio.

Pacientes (hombres y mujeres, edades entre 20 y 60 años) que habían experimentado síntomas significativos de ERGE por al menos 2 días por semana por los 2 meses previos al inicio del estudio fueron enrolados en uno de los cuatro estudios aleatorios, cruzados de dos vías (n = 3) o tres vías (n = 1), de centro único. El estudio cruzado de tres vías también incluyó un brazo de tratamiento con Esomeprazol 20 mg, cuyos resultados ya han sido publicados [10].

Se excluyeron pacientes que tenían úlcera péptica activa, una historia de cirugía gástrica, trastornos anormales de la motilidad, síntomas que indicaban complicaciones de ERGE (ejemplo, melena, hematemesis) o enfermedad alérgica severa (estudios A, C y D). Además, se excluyeron pacientes que utilizaron un IBPs dentro de las 8 semanas previas a la línea basal o pacientes tratados con drogas antisecretoras o procinéticas dentro de las dos semanas antes o durante el estudio. Otros criterios de exclusión se referían a mujeres embarazadas o que lactaban. Los fumadores se excluyeron en los estudios C y D pero se incluyeron en los estudios A y B.

Se tomó una historia médica completa y se realizó un examen físico al enrolamiento además de una evaluación serológica (estudios A, B y D) o una prueba de urea en el aliento (estudio C) para establecer el estatus Helicobacter pylori. Los pacientes que eran Helicobacter pylori positivos se excluyeron de ingresar a los estudios (excepto el estudio B, que incluyó 6 pacientes Helicobacter pylori positivos).

No era probable que se produjera algún impacto en los resultados por diferencias en sensibilidad entre las dos pruebas para Helicobacter pylori, ya que las comparaciones sólo se hicieron dentro de cada estudio y no entre los estudios.

Mediciones de eficacia

Los pacientes elegibles eran asignados aleatoriamente en cada estudio cruzado a recibir una vez al día tratamiento oral con Esomeprazol 40 mg y Lansoprazol 30 mg (estudio A), Omeprazol 20 mg (estudio B), Pantoprazol 40 mg (estudio C) o Rabeprazol 20 mg (estudio D). Luego de una noche de ayuno, los pacientes recibieron tratamiento con el IBPs cada mañana con un vaso de agua 30 min antes del desayuno en el centro de estudio los días 1 y 2 (excepto para el estudio B) y el día 5 (bajo la supervisión del investigador) o en el hogar. El medicamento fue tomado durante 5 días, seguido por un período de lavado de al menos 13 días entre cada tratamiento cruzado. El día 5 de cada período de tratamiento, se evaluó su cumplimiento contando toda la medicación no utilizada. Se usaron antiácidos de rescate en casos  de síntomas severos de reflujo excepto durante la pHmetría.

En el centro de investigación el día 1 (excepto para el estudio B) y el día 5, inmediatamente después de la administración del medicamento, se realizó monitoreo continuo de pH intragástrico de 24h bajo condiciones estandarizadas usando un micro electrodo (Ingold M3 cristal bipolar) anexo a un registrador de datos. El equipo usado para registrar el pH fue un registrador de datos de pH Orion MMS (Medical Measurment Systems, Holanda) en los estudios A y D, un Digitrapper Mk III (Synectics AB, Suecia) en el estudio B y un Gastrograph Mk III (Medical Instruments Corporation, Solothurn, Suiza) en el estudio C. Se realizó una calibración de dos puntos del electrodo usando amortiguadores estándar antes y después de cada registro de 24h. El electrodo se insertó intranasalmente y se colocó 8-10 cm por debajo del esfínter esofágico inferior durante el registro de pH. Cada paciente tuvo un electrodo individual a lo largo del estudio y el electrodo se colocó en la misma posición durante los registros subsiguientes de pH. En los días de estudio, todas las comidas fueron estandarizadas durante el día.

Las variables rutinarias de laboratorio de seguridad se analizaron antes y al final del estudio (2-5 días después de completar el último período de tratamiento). Todos los eventos adversos se monitorearon a lo largo del período de estudio y en la evaluación de seguimiento. Los cambios clínicamente significativos en las variables de laboratorio y cualquier evento adverso registrado eran vigilados por tanto tiempo como se considerara necesario médicamente.

Análisis estadístico

Se analizó el porcentaje de tiempo con un pH intragástrico mayor de 4 durante el período de 24h y a las 4 h después de la primera dosis, así como la mediana de pH en 24h el día 1(excepto para el estudio B) y el día 5, usando un modelo mixto de análisis de varianza, con efectos fijos para el período, secuencia y tratamiento y un efecto aleatorio para sujeto dentro de la secuencia. Se estimaron los valores promedio de pH intragástrico mayor de 4 sobre el período de 24h y a las 4 h después de la primera dosis para cada tratamiento y el promedio de pH intragástrico y las diferencias entre tratamientos con intervalos de confianza de 95% (IC 95%).
Se calculó el área bajo la curva de actividad H+ en el tiempo por el software (MMS Database) en los estudios A y D. En los estudios B y C, el área se calculó después de conversión de los valores de pH a actividad H+ (actividad H+ = 10-pH) usando el método de los trapezoides. Los valores promedio para cada tratamiento y el promedio de las diferencias entre tratamientos se estimaron con IC 95%. También se investigó la proporción de pacientes con un pH mayor de 4 por al menos 12 h y 16 h durante el período de 24h el día 1 (excepto para el estudio B) y el día 5. La significancia estadística se calculó usando la prueba de McNemar.

Los estudios fueron diseñados para enrolar un máximo de pacientes (estudio A: 36; estudio B: 38; estudio C: 32; estudio D: 36) para tener un conjunto de números de pacientes evaluables (estudio A: 32; estudio B: 36; estudio C: 28; estudio D: 32). Los estudios B y C se diseñaron para mostrar superioridad asumiendo una diferencia promedio verdadera en el porcentaje de tiempo con pH intragástrico mayor de 4 con un IC 95% extendiéndose a no más de 6,2% puntos y 9,3% puntos, respectivamente, de la diferencia promedio observada.

Resultados

Un resumen de las características basales demográficas y clínicas de los participantes del estudio para cada uno de los cuatro estudios se presenta en la (Tabla 1). Las cuatro poblaciones de estudio fueron comparables entre los estudios en cuanto a género, talla y peso. En todos los estudios, la edad promedio de los  pacientes osciló entre 27,5 y 45,2 años. Los pacientes que se encontraron positivos al Helicobacter pylori en las pruebas pre-estudio fueron excluidos de los estudios A, C y D, mientras que la población de estudio para el estudio B incluían seis pacientes positivos al Helicobacter pylori. Cualquier efecto sobre el pH intragástrico causado por la infección por Helicobacter pylori debía estar balanceado en ambos períodos de tratamiento debido al diseño cruzado usado en cada estudio.

esomeprazoleB30-T1

Tabla 1.- Características basales demográficas y clínicas de las poblaciones enroladas en el estudio en los estudios A-D. Eso, Esomeprazol; Lanso, Lansoprazol; Ome, Omeprazol; Panto, Pantoprazol; Rabe, Rabeprazol; GERD, enfermedad por reflujo gastroesofágico.

En total, 36 pacientes en el estudio A, 38 pacientes en el estudio B, 32 pacientes en el estudio C y 35 pacientes en el estudio D fueron asignados aleatoriamente y recibieron al menos una dosis de la medicación del estudio. Debido a fallas técnicas en la recolección de los datos de pH, un número de pacientes fueron excluidos de los análisis de eficacia en el estudio A (día 1: n = 6; día 5: n = 5) y en el estudio D (día 1 y día 5: n = 2). Dos pacientes en cada uno de los estudios B y C no completaron el estudio. Sin embargo, un paciente en el estudio C fue incluido en los análisis de eficacia del día 1. Por tanto, los análisis de eficacia del día 1 incluyeron 30 (estudio A), 31 (estudio B) y 33 (estudio C) pacientes. El día 5, los análisis de eficacia incluyeron 31, 36, 30 y 33 pacientes en los estudios A, B, C y D, respectivamente. Todos los pacientes que completaron el estudio tomaron la droga del estudio como se les prescribió.

En pacientes con síntomas de ERGE, el porcentaje promedio de tiempo con un pH intragástrico mayor de 4 el día 1 y el día 5 en cada estudio fue significativamente mayor con Esomeprazol 40 mg una vez al día que con todos los otros IBPs (Figura 1: a y b). Las diferencias promedio entre tratamientos en el porcentaje de tiempo con un pH intragástrico mayor de 4 durante el período de 24 h para Esomeprazol 40 mg od comparado con todos los otros IBPs fueron significativas a favor de Esomeprazol en cada estudio (Tabla 2). Esomeprazol 40 mg también proporcionó significativamente menor acidez intragástrica que todos los otros IBPs después de administración repetida (Tabla 3).

esomeprazoleB30-F1

Fig. 1: a y b  Porcentaje promedio de tiempo con pH intragástrico mayor de 4 durante el período de 24h el día 1 (a) y día 5 (b) después de tratamiento una vez al día con Esomeprazol 40 mg versus Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg y Rabeprazol 20 mg. Las barras de error denotan intervalos de confianza de 95%.
esomeprazoleB30-T2

Tabla 2  Diferencias promedio en tiempo con pH intragástrico mayor de 4 durante el período de 24h el día 1 y día 5 después de tratamiento una vez al día con Esomeprazol 40 mg versus Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg y Rabeprazol 20 mg Eso, Esomeprazol; Lanso, Lansoprazol; Ome, Omeprazol; Panto, Pantoprazol; Rabe, Rabeprazol; GERD, enfermedad por reflujo gastroesofágico; CI, intervalo de confianza.
esomeprazoleB30-T3

Tabla 3  Área promedio bajo la curva de actividad H+ en el tiempo (mmol*h/L) después de administración repetida (día 5) de Esomeprazol 40 mg, Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg y Rabeprazol 20 mg en pacientes con síntomas de ERGE. Eso, Esomeprazol; Lanso, Lansoprazol; Ome, Omeprazol; Panto, Pantoprazol; Rabe, Rabeprazol; GERD, enfermedad por reflujo gastroesofágico; CI, intervalo de confianza.
esomeprazoleB30-T4

Tabla 4  Promedio de la mediana en 24h de pH intragástrico luego de 5 días de tratamiento una vez al día con Esomeprazol 40 mg versus Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg y Rabeprazol 20 mg en pacientes con síntomas de ERGE.

El número de horas con un pH intragástrico mayor de 4 sobre el período de 24h el día 1 fue: estudio A, Esomeprazol 9,7 h versus Lansoprazol 8,0 h; estudio C, Esomeprazol 12,1 h versus Pantoprazol 7,0 h; estudio D, Esomeprazol 9,8 h versus Rabeprazol 7,1 h.

El día 5, el número de horas con un pH intragástrico mayor de 4 sobre el período de 24h fue: estudio A, Esomeprazol 13,8 h versus Lansoprazol 10,7 h; estudio B, Esomeprazol 16,8 h versus Omeprazol 10,5 h; estudio C, Esomeprazol 16,1 h versus Pantoprazol 10,8 h; estudio D, Esomeprazol 14,3 h versus Rabeprazol 10,7 h. Por tanto, al estado estable, el pH intragástrico permaneció por encima de 4 en el período de tratamiento de 24h por un promedio de 3,1 y 6,3 h más largo con Esomeprazol 40 mg que con los otros IBPs evaluados.

En las primeras 4 horas después de la administración de la droga del estudio, Esomeprazol proporcionó inicialmente un tiempo más significativo con un pH intragástrico mayor de 4 que Pantoprazol (Esomeprazol: 25% versus Pantoprazol: 10,1%; P = 0,001) y Rabeprazol (Esomeprazol: 23,2% versus Rabeprazol: 11,0%; P = 0,006) y mostró una tendencia (no significativa) hacia un mayor control del ácido comparado con Lansoprazol (Esomeprazol: 20,7% versus Lansoprazol: 14,2%; P = 0,186). Sin embargo, al final del día 1, 24 h después de la primera dosis, las diferencias en el control del ácido intragástrico con Esomeprazol comparado con todos los otros IBPs en cada estudio fueron significativas a favor de Esomeprazol.

En cada uno de los cuatro estudios, el promedio de 24h de la mediana de pH intragástrico fue mayor para Esomeprazol comparado con todos los otros IBPs el día 1 y el día 5. Además, las diferencias promedio entre todos los tratamientos IBPs para esta variable fueron significativas a favor de Esomeprazol (Tabla 4). Esomeprazol fue el único IBPs en proveer una mediana de pH intragástrico > 4 al estado estable y esto se observó en los cuatro estudios. Más aún, la mediana de los perfiles de pH intragástrico sobre el período de 24h el día 5 indicó que Esomeprazol mantuvo una mayor mediana de pH que todos los otros IBPs a lo largo de la mayor parte del día (Figura 2: a-d).

esomeprazoleB30-F2

Fig. 2: a-d  Mediana de los perfiles comparativos de pH intragástrico sobre el período de 24h el día 5 de una tratamiento una vez al día con (a) Esomeprazol 40 mg vs Lansoprazol 30 mg (b) Esomeprazol 40 mg vs Omeprazol 20 mg, (c) Esomeprazol 40 mg vs Pantoprazol 40 mg y (d) Esomeprazol 40 mg vs Rabeprazol 20 mg.
esomeprazoleB30-F3

Fig. 3: a y b   Proporción de pacientes con pH intragástrico mayor de 4 por 12 horas (a) y 16 h o más (b) el día 1 y el día 5 después de tratamiento una vez al día con Esomeprazole 40 mg versus Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg y Rabeprazol 20 mg.

La proporción de pacientes con un pH intragástrico mantenido por encima de 4 por 12 h o 16 h o más tanto el día 1 como el día 5 fue mayor luego del tratamiento con esomeprazol que con cada uno de los otros IBPs para cada estudio (Figura 3: a y b).

El perfil de seguridad y tolerabilidad fue similar para todos los IBPs estudiados. Casi todos los efectos adversos fueron de intensidad leve a moderada; los eventos adversos más comunes en cada uno de los estudios fueron cefalea, flatulencia y diarrea. Los perfiles de pruebas de laboratorio fueron similares entre los grupos de tratamiento en todos los estudios y no se observaron cambios clínicamente relevantes.

Discusión

En los cuatro estudios aquí descritos, el porcentaje del período de 24h en el cual el pH intragástrico permaneció por encima de 4 fue significativamente mayor después de dosis únicas y repetidas con Esomeprazol 40 mg que con Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg o Rabeprazol 20 mg en pacientes con ERGE. Además, en cada estudio, Esomeprazol mantuvo un pH intragástrico mayor de 4 por al menos 12 h o 16 h en más pacientes y logró una mediana mayor de pH intragástrico a lo largo del período de 24h. En los cuatro estudios, las dosis repetidas de IBPs fueron bien toleradas.

Estos resultados son consistentes con aquellos de estudios previos que investigaban el efecto de Esomeprazol versus otros IBPs en el pH intragástrico en voluntarios sanos. En estos estudios, Esomeprazol también mantuvo un pH intragástrico mayor de 4 por un porcentaje mayor de tiempo sobre el período de 24h que Lansoprazol o Rabeprazol (Esomeprazol 65% versus Lansoprazol 53%; Esomeprazol 61% versus Rabeprazol 45%). Adicionalmente, la proporción de sujetos con pH intragástrico mayor de 4 por 12 o 16 horas o más fue mayor después del tratamiento con Esomeprazol que con Lansoprazol o Rabeprazol [15, 16].

Esomeprazol 40 mg también ha sido comparado sobre la base de mg con el doble de la dosis estándar de Omeprazol (40 mg) en pacientes con síntomas de ERGE en un estudio cruzado abierto. Esomeprazol 40 mg proporcionó significativamente mayor control del ácido intragástrico que Omeprazol 40 mg sobre el período de 24h el día 1 (48,6% versus 40,6%) y día 5 (68,4% versus 62,0%) [11].

Más aún, recientemente se ha comparado Esomeprazol 40 mg con dosis estándar (30 mg) y doble (60 mg) de Lansoprazol [17]. Este estudio mostró que Esomeprazol 40 mg proporcionó significativamente más tiempo con un pH intragástrico mayor de 4 que Lansoprazol 30 mg (61,3 versus 45,8%) y Lansoprazol 60 mg (61,3 versus 51,7%) sobre el período de 24h en estado estable.

Los resultados del presente estudio reflejan los resultados de estudios previos de monitoreo de pH, que muestran que el tratamiento con dosis estándar de IBPs aumenta la mediana de pH en 24h en grados variables en pacientes con ERGE y en voluntarios sanos [18-20]. Sin embargo, en algunos estudios se registró con otros IBPs una mediana de pH mayor que la registrada en los presentes estudios. Aunque en todos los estudios se utilizó un diseño aleatorio similar, doble ciego, cruzado, los períodos de tratamiento y los períodos de lavado eran variables. Además, las diferentes metodologías usadas para medir el pH intragástrico, diferentes regímenes alimentarios estandarizados el día de medición del pH (momentos y calidades amortiguadoras de diferentes alimentos) y diferentes poblaciones de pacientes (severidad ERGE en la línea basal, estatus Helicobacter pylori, edad y hábitos de fumar) hacen difícil realizar comparaciones directas entre estudios individuales de diseños diferentes. En los presentes estudios, se usaron diferentes registradores en cada estudio. Sin embargo, se ha demostrado previamente que, cuando se conectó un electrodo de vidrio de pH a dos diferentes registradores simultáneamente en el mismo sujeto durante un registro de pH de 24h, no se detectaron diferencias significativas en los valores de pH (Daniel Schindler, comunicación personal).

En ERGE se observa una relación directa entre el grado y la duración del reflujo ácido y la magnitud de la lesión mucosa [21]. De hecho, la tasa de curación de la esofagitis se correlaciona directamente con la duración en la cual hay un pH intragástrico mayor de 4 sobre un período de 24h [4, 21, 22]. En estos estudios reseñados, Esomeprazol fue el único IBPs en lograr una mediana de pH de 24h mayor de 4 al estado estable, proporcionando así de manera consistente una mediana de pH mayor que la asociada con cura de la mucosa en los cuatro estudios. Más aún, se observó una mediana mayor de pH con Esomeprazol que con todos los otros IBPs a lo largo de las horas en vigilia, que es el período más importante para controlar el ácido en pacientes con ERGE.

El mayor control ácido mostrado en cada uno de estos estudios con Esomeprazol 40 mg puede, de hecho, traducirse en una resolución más efectiva de los síntomas y en cura de la mucosa. En efecto, en estudios comparativos con Omeprazol y Lansoprazol en pacientes con ERGE, Esomeprazol proporcionó curación significativamente mayor de la esofagitis erosiva [23-25]. Además, Esomeprazol 20 mg ha proporcionado tasas significativamente mayores de remisión que Lansoprazol 15 mg luego de 6 meses de terapia de mantenimiento en pacientes con esofagitis por reflujo ya curada [26]. Estas ventajas clínicas reportadas para Esomeprazol pueden extenderse en comparación con otros IBPs, tales como Pantoprazol y Rabeprazol; sin embargo, se requieren más estudios.

Conclusión

En conclusión, hemos demostrado en cuatro estudios separados que Esomeprazol 40 mg mantiene un control ácido significativamente mayor que Lansoprazol 30 mg, Omeprazol 20 mg, Pantoprazol 40 mg y Rabeprazol 20 mg en pacientes con síntomas de ERGE

Referencias

  1. Bell NJ, Burget D, Howden CW et al (1992) Appropriate acid suppression for the management of gastro-oesophageal reflux disease. Digestion 51[Suppl 1]:59–67
  2. Joelsson B, Johnsson F (1989) Heartburn—the acid test. Gut 30:1523–1525
  3. Johnson LF, DeMeester TR (1986) Development of the 24-hour intraesophageal pH monitoring composite scoring system.  J Clin Gastroenterol 8[Suppl 1]:52–58
  4. Hunt RH (1999) Importance of pH control in the management of GERD. Arch Intern Med 159:649–657
  5. Chiba N (1997) Proton pump inhibitors in acute healing and maintenance of erosive or worse esophagitis: a systematic overview. Can J Gastroenterol 11[Suppl B]:66B–73B
  6. Chiba N, DeGara CJ, WilkinsonJMet al (1997) Speed of healing and symptom relief in grade II to IV gastroesophageal reflux disease: a meta-analysis. Gastroenterology 112:1798–1810
  7. Dent J, Brun J, Fendrick AM et al (1999) An evidence-based appraisal of reflux disease management—the Genval workshop report. Gut 44[Suppl 2]:S1–S16
  8. DeVault KR, Castell DO, The Practice Parameters Committee of the American College of Gastroenterology (1999) Updated guidelines for the diagnosis and treatment of gastroenterol reflux disease. Am J Gastroenterol 94: 1434–1442
  9. Hassan-Alin M, Andersson T, Bredberg E et al (2000) Pharmacokinetics of Esomeprazole after oral and intravenous administration of single and repeated doses to healthy subjects. Eur J Clin Pharmacol 56:665–670
  10. Lind T, Rydberg L, Kyleback A et al (2000) Esomeprazole provides improved acid control vs. omeprazole in patients with symptoms of gastro-oesophageal reflux disease. Aliment Pharmacol Ther 14:861–867
  11. Röhss K, Hasselgren G, Hedenstrom H et al (2002) Effect of Esomeprazole 40 mg vs omeprazole 40 mg on 24-hour intragastric pH in patients with symptoms of gastroesophageal reflux disease. Dig Dis Sci 47:954–958
  12. Wilder-Smith C, Röhss K, Claar-Nilsson C et al (2002) Esomeprazole 40 mg provides faster and more effective acid control than Lansoprazole 30 mg in patients with symptoms of gastroesophageal reflux disease (GERD). Gastroenterology 122(4)[Suppl 1]:A200
  13. Wilder-Smith C, Röhss K, Lundin C et al (2000) Esomeprazole 40 mg provides more effective acid control than Pantoprazole 40 mg. Gastroenterology 118:A22–A23
  14. Röhss K, Wilder Smith C, Claar Nilsson C et al (2001) Esomeprazole 40 mg provides faster and more effective acid control than Rabeprazole 20 mg in patients with symptoms of GERD. Am J Gastroenterol 96[Suppl S]:S45
  15. Thomson ABR, Claar-Nilsson C et al (2000) Esomeprazole 40 mg provides more effective acid control than Lansoprazole 30 mg during single and repeated administration. Gut 47[Suppl III]:63
  16. Wilder-Smith C, Röhss K, Claar Nilsson C (2000) Esomeprazole 40 mg provides more effective acid control than Rabeprazole 20 mg. Gut 47[Suppl 3]:A63
  17. Wilder-Smith CH, Lind T, Lundin C et al (2003) Comparison of Esomeprazole (20, 40, 80 mg) versus Lansoprazole (15, 30 and 60 mg) on intragastric pH in healthy subjects. Gastroenterology 124:[4 Suppl]A44
  18. Janczewska I, Sagar M, Sjostedt S et al (1998) Comparison of the effect of Lansoprazole and omeprazole on intragastric acidity and gastroesophageal reflux in patients with gastroesophageal reflux disease. Scand J Gastroenterol 33:1239–1243
  19. Robinson M, Maton PN, Rodriguez S et al (1997) Effects of oral Rabeprazole on oesophageal and gastric pH in patients with gastro-oesophageal reflux disease. Aliment Pharmacol Ther 11:973–980
  20. Tutuian R, Katz PO, Bochenek W et al (2002) Dose-dependent control of intragastric pH by Pantoprazole, 10, 20 or 40 mg, in healthy volunteers. Aliment Pharmacol Ther 16:829–836
  21. Bell NJ, Hunt RH (1992) Progress with proton pump inhibition. Yale J Biol Med 65:649–657
  22. Holloway RH, Dent J, Narielvala F et al (1996) Relation between oesophageal acid exposure and healing of oesophagitis with omeprazole in patients with severe reflux oesophagitis. Gut 38:649–654
  23. Kahrilas PJ, Falk GW, Johnson DA et al (2000) Esomeprazole improves healing and symptom resolution as compared with omeprazole in reflux oesophagitis patients: a randomized controlled trial. The Esomeprazole study investigators. Aliment Pharmacol Ther 14:1249–1258
  24. Richter JE, Kahrilas PJ, Johanson J et al (2001) Efficacy and safety of Esomeprazole compared with omeprazole in GERD patients with erosive esophagitis: a randomized controlled trial. Am J Gastroenterol 96:656–665
  25. Castell DO, Kahrilas PJ, Richter JE et al (2002) Esomeprazole (40 mg) compared with Lansoprazole (30 mg) in the treatment of erosive esophagitis (EE). Am J Gastroenterol 97:575–583
  26. Lauritsen K, Deviere J, Bigard MA et al (2003) Esomeprazole 20 mg and Lansoprazole 15 mg in maintaining healed reflux oesophagitis: metropole study results. Aliment Pharmacol Ther 17:333–341

Los conceptos contenidos en este trabajo son responsabilidad de los autores referenciados y no comprometen las opiniones de la casa farmacéutica auspiciante. Para mayor información, solicitarla al representante o a la Dirección Médica de Galeno: www.lasante.com.ve

Información

Material revisado y aprobado por la Dirección Médica de Laboratorios Galeno
Estudio exclusivo para profesionales de la salud.